Artículos

10 claves para potenciar el optimismo en Navidad

La Navidad es el mejor momento para intentar hacer algo diferente a lo que hemos estado haciendo durante todo el año.

Es el momento de plantearnos el cambio de nuestra arquitectura cerebral por otra que incluya optimismo, esperanza e ilusión para conseguir la motivación suficiente y lograr los objetivos saludables y beneficiosos del año entrante. 

Es una ocasión perfecta para detener, desechar o controlar todas aquellas emociones que manifiesten ira, desesperanza, aburrimiento, ansiedad, enfados, resentimientos, rencores, etc, que sólo generan malestar físico y emocional.

Nuestras emociones dependen de nosotros y, por ende, se pueden cambiar. Por eso, te recomiendo a continuación 10 pasos para potenciar el pensamiento positivo durante las fiestas de fin de año.

1- Apóyate en los que te rodean para superar los malos momentos. Hablar y expresar tus sentimientos te ayudará a sentirte mejor. Además, el hecho de compartir tus pensamientos te permite ver el lado positivo de las cosas que te suceden.

2- No pases las navidades solo. Siempre hay alguien en tu familia o amigos que estarán felices de compartir estos días señalados contigo. Y si no, grupos de vecinos, asociaciones de barrio. Seguro que puedes encontrar un plan para compartir con otras personas.

3- Plantéate tu situación como si la estuvieras viendo desde fuera, como si fueras un espectador que está mirando una obra de teatro. Analiza toda la situación y valora cuánto de negativo hay en ella y cuánto de positivo, intenta no caer en la trampa de focalizar toda tu atención en los puntos negativos. Intenta localizar algo bueno, seguro que lo encuentras.

4- No te dejes llevar por la publicidad. Busca tu propia felicidad, no tiene porqué ser igual que la de los anuncios. Disfruta estando con los tuyos y teniendo vivencias positivas, no te compares con los demás y no te olvides que la publicidad está exagerada para incitarnos al consumo.

5- Recuerda que muchas familias tienen problemas que resolver y que no eres el único. Busca lo positivo en cada una de las personas que te rodean. Seguramente eres muy afortunado por la familia que tienes y aun no te has dado cuenta. Todos los seres humanos tenemos fortalezas y debilidades. Reconoce en estas fechas todas las fortalezas de tus seres queridos y olvida por un momento los defectos.   

6- Haz que los recuerdos de las personas que ya no están se conviertan en algo agradable. Rememora las cosas positivas de esa persona querida. Recuerda los chistes del abuelo o el pastel tan rico de la abuela. Busca sus momentos buenos y repítelos cuando puedas, hablar abiertamente de ello, te ayudará a estar más aliviado.

7- Aprovecha los momentos bajos para estar contigo mismo y relajarte. Si lo consigues saldrás con energías renovadas. Busca la serenidad en los pequeños detalles, una meditación, un baño caliente, un paseo por la naturaleza, ir al cine a ver una comedia, leer un libro de superación personal, visita algún lugar que te agrade.

8- Cambia de aires. A veces, es necesario cambiar de ambiente. Si te lo puedes permitir ¿por qué no irte unos días de vacaciones o al menos pasar un día fuera de casa? Hay destinos para todos los gustos y para todos los bolsillos. 

9- Incluye compromisos y una gran motivación para que las emociones negativas puedan ser cambiadas por otras, totalmente opuestas y cargadas de positivismo, optimismo y actitudes encaminadas a resolver problemas y no a crearlos, todo ello decorado con unas cuantas sonrisas, mucha ilusión y muchas expectativas de auto-superación.

10- Piensa en que puedes ser feliz. Permítete contagiarte del ambiente de alegría, luces, villancicos y música que te rodea. Y lo más importante: Esfuérzate por conseguirlo.

¡Buen Viento y Buena Mar!

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0
terminos y condiciones.